Banner
Vamos X MAS por la niñez colombiana

La Soledad Compartida

Ningún factor humano ha sufrido tantas distorsiones religiosas como el erotismo, su función y desarrollo, por ser precisamente el vehículo del amor que tiene chispa espiritual, fuerza motriz síquica y explosión corporal. La reivindicación del erotismo será posible si se comprende que el espíritu por si solo no puede expresar amor, el alma por si sola percibe el amor pero no lo concreta, el cuerpo por si solo únicamente animaliza el amor. El ser humano integral ama en su espíritu, siente el amor en  su alma y lo expresa en su cuerpo. La disgregación de los elementos constitutivos del hombre trino y uno –espíritu, alma y cuerpo- hace de él un amador incompleto y, por lo tanto, insatisfecho y acongojado, de quien Albert Samain ha dicho que, más allá del orgasmo, “el hombre es un animal triste”.

 

En la frontera modernidad-posmodernidad, Erich Fromm es a la psicología lo que Paul Tillich es a la teología. En su Arte de Amar, el pensador judeo-alemán habla de lo que llama “separatidad”, que es la vida conciente de sí misma en sí misma. El hombre está dotado de razón y, por lo tanto, se sabe y se siente a si mismo como un ser separado que necesita integración y unidad con Dios y con sus semejantes.

 

Esa conciencia de sí mismo como una entidad separada, la conciencia de su breve lapso de vida, del hecho de que nace sin que intervenga su voluntad, de que morirá antes que los que ama, o estos antes que él, la conciencia de su soledad y “separatidad”, de su desvalidez frente a las fuerzas de la naturaleza y de la sociedad, todo ello hace de su existencia separada y desunida una insoportable prisión. Se volvería loco  si no pudiera liberarse de su prisión y extender la mano para unirse en una u otra forma con los demás hombres, con el mundo exterior”

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Sexo en la Biblia, páginas 206-207)

Entradas relacionadas
1 Comentario
Lady Johanna Cardona

“Se volvería loco si no pudiera liberarse de su prisión y extender la mano para unirse en una u otra forma con los demás hombres, con el mundo exterior”
al leer estas palabras y corroborar el gran amor de Dios en mi vida doy gracias por encontrar a ese amigo a ese padre, a ese confidente en mi vida. En este último año en mi universidad se han presentado varios casos de suicidio de jóvenes y puedo entender que el hombre sin Dios se vuelve Loco (en el mal sentido de esta palabra, nosotros somos locos pero por Cristo), ahora mi propósito es conocer mas de Dios y poder hablarles de Dios a otros, la juventud es una etapa muy complicada pero cuando se esta de la mano de Dios todo ayuda a bien.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.