Banner
Vamos X MAS por la niñez colombiana

La Obediencia Como Mandamiento

Obediencia a los padres.  En los últimos tiempos la sicología ha invertido algunos principios y valores, lo ha puesto todo patas arriba, ha autorizado a los pájaros a tirarles a las escopetas.  Sin embargo, la Palabra de Dios afirma:    

Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque esto agrada al Señor.

(Colosenses 3:20).

 

Un negocio redondo hace el buen hijo, porque éste es el único mandamiento con promesa: “Honra a tu padre y a tu madre para que tengas largos años sobre la tierra y todo lo que emprendas te salga bien”. Este mandamiento nos recuerda que Dios se identifica como Padre. ¿Qué quiere decir Abba? No quiere decir padre, escuetamente, sino más bien papito o daddy.  Dios se identifica con la paternidad. Y, por cierto, el Decálogo no contiene mandamiento alguno de los padres hacia los hijos. Danny Berríos, un querido amigo, me hace llorar cuando canta. No sé que me pasa con la unción de Danny.  Y él tiene una canción muy linda en la que le ora al Padre celestial por su hijo, y le dice:

 

Señor, yo quiero ser como tú,

porque él quiere ser como yo.

 

¿Cuál es el modelo de padre? Nadie razone: Yo soy el padre, o la madre, y me tienen que hacer reverencias y obedecerme en forma ciega. ¡No! La palabra es clara:

 

Padres, no exasperen a sus hijos, no sea que se desanimen.

(Vers. 21).

 

Todas las cosas deben hacerse con amor.  El que ejerce autoridad, hágalo con amabilidad y los hijos no olviden que el que honra al padre terrenal, honra al padre celestial.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 243-244)

Entradas relacionadas
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.