Banner
Conferencia CASA ROCA
+57 (1) 634 - 6100
Calle 102 No. 14 – 64
Síguenos en:

Cuando mi fe se debilita- Pastor Jesús Roa

Jesús les contó a sus discípulos una parábola para mostrarles que debían orar siempre, sin desanimarse. Les dijo: «Había en cierto pueblo un juez que no tenía temor de Dios ni consideración de nadie. En el mismo pueblo había una viuda que insistía en pedirle: “Hágame usted justicia contra mi adversario”. Durante algún tiempo él se negó, pero por fin concluyó: “Aunque no temo a Dios ni tengo consideración de nadie, como esta viuda no deja de molestarme, voy a tener que hacerle justicia, no sea que con sus visitas me haga la vida imposible”». Continuó el Señor: «Tengan en cuenta lo que dijo el juez injusto. ¿Acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? Les digo que sí les hará justicia, y sin demora. No obstante, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?»

Párrafo introductorio de la predica

Cuando mi fe se debilita

Lucas 18:1-8 Jesús les contó a sus discípulos una parábola para mostrarles que debían orar siempre, sin desanimarse. Les dijo: «Había en cierto pueblo un juez que no tenía temor de Dios ni consideración de nadie. En el mismo pueblo había una viuda que insistía en pedirle: “Hágame usted justicia contra mi adversario”. Durante algún tiempo él se negó, pero por fin concluyó: “Aunque no temo a Dios ni tengo consideración de nadie, como esta viuda no deja de molestarme, voy a tener que hacerle justicia, no sea que con sus visitas me haga la vida imposible”». Continuó el Señor: «Tengan en cuenta lo que dijo el juez injusto. ¿Acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? Les digo que sí les hará justicia, y sin demora. No obstante, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?»

A pesar de la oposición luego del exilio volvieron a reconstruir el templo.

Cuando malaquias habla la fe de israel habia menguado se habian vuelto tibios, sus quejas lo demostraban no eran tan desordenados como el pueblo antes del exilio era un pueblo que mantenía la religión pero había perdido el contacto con Dios.

Hay algunas preguntas que muestran el corazón.

Primera : Como nos ha amado?

Segunda: Porque muestran tan poco respeto.

Tercero: En que lo hemos cansado?

cuarta: Le robamos a Dios?

VERDADES QUE ALIMENTAN MI FE

El Señor me ama

Me amo primero

Su amor es grandioso Efesios 3:16-19

El Señor no cambia

Dios nunca cambia

Entradas relacionadas
Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *