Banner
Conferencia CASA ROCA
+57 (1) 634 - 6100
Calle 102 No. 14 – 64
Síguenos en:

La oración personal, algo indelegable

La oración de fe
13 ¿Está afligido alguno entre ustedes? Que ore. ¿Está alguno de buen ánimo? Que cante alabanzas. 14 ¿Está enfermo alguno de ustedes? Haga llamar a los ancianos de la iglesia para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. 15 La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y, si ha pecado, su pecado se le perdonará. 16 Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.

17 Elías era un hombre con debilidades como las nuestras. Con fervor oró que no lloviera, y no llovió sobre la tierra durante tres años y medio. 18 Volvió a orar, y el cielo dio su lluvia y la tierra produjo sus frutos.

La oración no es una conversación con Dios para convencerlo de que mueva las cosas a nuestra manera, sino un ejercicio por el cual su Espíritu nos capacita para hacer las cosas a su manera.

La oración personal, algo indelegable
  1. Responsabilidad indelegable
  2. Confianza en la presencia de Dios
  3. Arrepentimiento algo fundamental
  4. Motivos de confesión y arrepentimiento
  5. La oración eficaz
Entradas relacionadas
Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *