Jueces 1 al 5, Comencemos