Jueces 13 al 16, Amores que matan