+57 (1) 634 - 6100
Calle 102 No. 14 – 64
Síguenos en:

Goteras en la Fe | Lucas 10:40

40 Marta, por su parte, se sentía abrumada porque tenía mucho que hacer. Así que se acercó a él y le dijo: —Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sirviendo sola? ¡Dile que me ayude!

Confía-Ama-Obedece

Goteras en la Fe

Diác. Germán Bahamón y Diana Rodríguez

1. Identifica la causa.
2. Date un tiempo contigo mismo.
3. Busca soluciones alternativas.
4. Pide ayuda formal o informal.
5. Evalúa la solución que tomaste.
6. Perdona.

Entradas relacionadas
Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *