Banner
Vamos X MAS por la niñez colombiana

Febrero 22 Devocional Diario

ORA

Dios deseo en mi corazón recibir tu favor, guía mis pasos hacia la justicia, solo en ti puedo mantenerme firme para recibir tu favor.

LEE

La tribu de Leví

 

Así quedó registrada la familia de Aarón y Moisés cuando el Señor habló con Moisés en el monte Sinaí.

 

Los sacerdotes

 

Los nombres de los hijos de Aarón son los siguientes: Nadab el primogénito, Abiú, Eleazar e Itamar. Ellos fueron los aaronitas ungidos, ordenados al sacerdocio. Nadab y Abiú murieron en presencia del Señor cuando, en el desierto de Sinaí, le ofrecieron sacrificios con fuego profano. Como Nadab y Abiú no tuvieron hijos, solo Eleazar e Itamar ejercieron el sacerdocio en vida de su padre Aarón.

 

Ministerio de los levitas

 

El Señor le dijo a Moisés: «Trae a la tribu de Leví y preséntasela a Aarón. Los levitas le ayudarán en el ministerio. Desempeñarán sus funciones en lugar de Aarón y de toda la comunidad, encargándose del servicio del santuario en la Tienda de reunión. Cuidarán allí de todos los utensilios de la Tienda de reunión y desempeñarán sus funciones en lugar de los israelitas, encargándose del servicio del santuario. Pondrás a los levitas a las órdenes de Aarón y de sus hijos. Entre los israelitas, serán ellos los que estén totalmente dedicados a mí. 10 A Aarón y a sus hijos les asignarás el ministerio sacerdotal. Pero cualquiera que se acerque al santuario y no sea sacerdote, será condenado a muerte».

 

Elección de los levitas

 

11 El Señor le dijo a Moisés: 12 «Yo mismo he escogido a los levitas de entre los israelitas, como sustitutos de todo primogénito. Los levitas son míos, 13 porque míos son todos los primogénitos. Cuando exterminé a todos los primogénitos de Egipto, consagré para mí a todo primogénito de Israel, tanto de hombres como de animales. Por lo tanto, son míos. Yo soy el Señor».

 

Censo de la tribu de Leví

 

14 El Señor le dijo a Moisés en el desierto de Sinaí: 15 «Haz un censo de los levitas por clanes y por familias patriarcales, tomando en cuenta a todo varón mayor de un mes».

16 Moisés llevó a cabo el censo, tal como el Señor mismo se lo había ordenado.

17 Hijos de Leví:

Guersón, Coat y Merari.

18 Clanes guersonitas:

Libní y Simí.

19 Clanes coatitas:

Amirán, Izar, Hebrón y Uziel.

20 Clanes meraritas:

Majlí y Musí.

Estos son los clanes levitas, según sus familias patriarcales.

 

Los clanes guersonitas

 

21 De Guersón procedían los clanes de Libní y de Simí. Estos eran los clanes guersonitas. 22 El total de los varones censados mayores de un mes llegó a siete mil quinientos. 23 Los clanes guersonitas acampaban al oeste, detrás del santuario. 24 El jefe de la familia patriarcal de los guersonitas era Eliasaf hijo de Lael. 25 En lo que atañe a la Tienda de reunión, los guersonitas tenían a su cargo la tienda que cubría el santuario, su toldo, la cortina que estaba a la entrada, 26 el cortinaje del atrio y la cortina a la entrada del atrio que rodea el santuario y el altar, como también las cuerdas y todo lo necesario para su servicio.

 

Los clanes coatitas

 

27 De Coat procedían los clanes de Amirán, Izar, Hebrón y Uziel. Estos eran los clanes coatitas, 28 que tenían a su cargo el santuario. El total de los varones mayores de un mes llegó a ocho mil seiscientos. 29 Los clanes coatitas acampaban al sur del santuario. 30 El jefe de la familia patriarcal de los coatitas era Elizafán hijo de Uziel. 31 Tenían a su cargo el arca, la mesa, el candelabro, los altares, los utensilios del santuario con los que ministraban, y la cortina de la entrada, como también todo lo necesario para su servicio.

32 El jefe principal de los levitas era Eleazar, hijo de Aarón el sacerdote, a quien se designó como jefe de los que tenían a su cargo el santuario.

 

Los clanes meraritas

 

33 De Merari procedían los clanes de Majlí y Musí. Estos eran los clanes meraritas. 34 El total de los varones censados mayores de un mes llegó a seis mil doscientos. 35 El jefe de la familia patriarcal de los meraritas era Zuriel hijo de Abijaíl. Los clanes meraritas acampaban al norte del santuario. 36 Tenían a su cargo el armazón del santuario, es decir, sus travesaños, postes y bases, junto con todos sus utensilios y todo lo necesario para su servicio. 37 También cuidaban de los postes que estaban alrededor del atrio, junto con sus bases, estacas y cuerdas.

 

La tribu de Leví

 

38 Moisés, Aarón y sus hijos acampaban delante del santuario, es decir, al este de la Tienda de reunión, por donde sale el sol, ya que tenían a su cargo el santuario en representación de los israelitas. Pero cualquiera que, sin ser sacerdote, se acercaba al santuario era condenado a muerte.

39 Moisés y Aarón censaron a los levitas, tal como el Señor mismo se lo había ordenado. El total de los levitas mayores de un mes censados por clanes llegó a veintidós mil.

 

Los levitas y los primogénitos

 

40 El Señor le dijo a Moisés: «Haz un censo de todos los primogénitos israelitas mayores de un mes, y registra sus nombres. 41 Apártame a los levitas en sustitución de todos los primogénitos israelitas, así como el ganado de los levitas en sustitución de todas las primeras crías del ganado de los israelitas. Yo soy el Señor».

42 Moisés hizo el censo de todos los primogénitos israelitas, conforme a lo que el Señor le había mandado. 43 El total de los primogénitos mayores de un mes, anotados por nombre, llegó a veintidós mil doscientos setenta y tres.

44 El Señor le dijo a Moisés: 45 «Apártame a los levitas en sustitución de todos los primogénitos de los israelitas, así como el ganado de los levitas en sustitución del ganado de los israelitas. Los levitas son míos. Yo soy el Señor.

46 »Para rescatar a los doscientos setenta y tres primogénitos israelitas que exceden al número de levitas, 47 recaudarás cinco monedas de plata por cabeza, según la moneda oficial del santuario, que pesa once gramos. 48 Esa suma se la entregarás a Aarón y a sus hijos, como rescate por los israelitas que exceden a su número».

49 Moisés recaudó el dinero del rescate de los israelitas que excedían al número de los rescatados por los levitas. 50 En total recaudó mil trescientas sesenta y cinco monedas de plata, según la moneda oficial del santuario. 51 Luego entregó ese dinero a Aarón y a sus hijos, tal como el Señor mismo se lo había ordenado.

 

Ministerio de los coatitas

 

El Señor les dijo a Moisés y a Aarón: «Hagan un censo, por clanes y por familias patriarcales, de los levitas que descienden de Coat. Incluye en él a todos los varones de treinta a cincuenta años de edad que sean aptos para trabajar en la Tienda de reunión.

»El ministerio de los coatitas en la Tienda de reunión consiste en cuidar de las cosas más sagradas. Cuando los israelitas deban ponerse en marcha, Aarón y sus hijos entrarán en el santuario y descolgarán la cortina que lo resguarda, y con ella cubrirán el arca del pacto. Después la cubrirán con piel de delfín y con un paño púrpura, y le colocarán las varas para transportarla.

»Sobre la mesa de la presencia del Señor extenderán un paño púrpura y colocarán los platos, las bandejas, los tazones y las jarras para las libaciones. También estará allí el pan de la ofrenda permanente. Sobre todo esto extenderán un paño escarlata. Luego cubrirán la mesa con piel de delfín y le colocarán las varas para transportarla.

»Con un paño púrpura cubrirán el candelabro y sus lámparas, cortapabilos, ceniceros y utensilios que sirven para suministrarle aceite. 10 Después cubrirán el candelabro y todos sus accesorios con piel de delfín, y lo colocarán sobre las andas.

11 »Extenderán un paño púrpura sobre el altar de oro, lo cubrirán con piel de delfín y le colocarán las varas para transportarlo.

12 »Envolverán en un paño púrpura todos los utensilios con los que ministran en el santuario, los cubrirán con piel de delfín, y luego los colocarán sobre las andas.

13 »Al altar del holocausto le quitarán las cenizas y lo cubrirán con un paño carmesí. 14 Sobre el altar pondrán todos los utensilios que usan en su ministerio: ceniceros, tenedores, tenazas, aspersorios y todos los utensilios del altar. Luego lo cubrirán con piel de delfín y le colocarán las varas para transportarlo.

15 »Cuando Aarón y sus hijos hayan terminado de cubrir el santuario y todos sus accesorios, los israelitas podrán ponerse en marcha. Entonces vendrán los coatitas para transportar el santuario, pero sin tocarlo para que no mueran. También transportarán los objetos que están en la Tienda de reunión.

16 »En cambio, Eleazar hijo de Aarón estará a cargo del aceite para el candelabro, del incienso aromático, de la ofrenda permanente de cereal y del aceite de la unción. Además, cuidará del santuario y de todos sus utensilios».

17 El Señor les dijo a Moisés y a Aarón: 18 «Asegúrense de que los clanes de Coat no vayan a ser eliminados de la tribu de Leví. 19 Para que no mueran cuando se acerquen a las cosas más sagradas, deberán hacer lo siguiente: Aarón y sus hijos asignarán a cada uno lo que deba hacer y transportar. 20 Pero los coatitas no mirarán ni por un momento las cosas sagradas; de lo contrario, morirán».

 

Ministerio de los guersonitas

 

21 El Señor les dijo a Moisés y a Aarón: 22 «Hagan también un censo de los guersonitas por clanes y por familias patriarcales. 23 Incluyan a todos los varones de treinta a cincuenta años que sean aptos para servir en la Tienda de reunión.

24 »El ministerio de los clanes guersonitas consiste en encargarse del transporte. 25 Llevarán las cortinas del santuario, la Tienda de reunión, su toldo, la cubierta de piel de delfín que va encima, y la cortina de la entrada a la Tienda de reunión. 26 También transportarán el cortinaje del atrio y la cortina que está a la entrada del atrio que rodea el santuario y el altar, junto con las cuerdas y todos los utensilios necesarios para su servicio. Deberán ocuparse de todo lo relacionado con estos. 27 Todo su trabajo, ya sea transportando los utensilios o sirviendo en la Tienda, deberán hacerlo bajo la dirección de Aarón y de sus hijos. De ellos será la responsabilidad de todo el transporte. 28 El servicio de los clanes de Guersón en la Tienda de reunión será supervisado por Itamar, hijo del sacerdote Aarón.

 

Ministerio de los meraritas

 

29 »Haz un censo de los meraritas por clanes y por familias patriarcales. 30 Incluye a todos los varones de treinta a cincuenta años que sean aptos para servir en la Tienda de reunión. 31 Su trabajo en la Tienda de reunión consistirá en transportar el armazón del santuario, es decir, sus travesaños, postes y bases, 32 lo mismo que los postes que están alrededor del atrio, sus bases, estacas y cuerdas, como también todos los utensilios necesarios para su servicio. Asígnale a cada uno los objetos que deberá transportar. 33 El servicio de los clanes de Merari en la Tienda de reunión será supervisado por Itamar, hijo del sacerdote Aarón».

 

Censo del clan de Coat

 

34 Moisés, Aarón y los líderes de la comunidad hicieron un censo de los coatitas por clanes y por familias patriarcales. 35 El censo incluía a todos los varones de treinta a cincuenta años que eran aptos para servir en la Tienda de reunión. 36 El total de los censados por clanes llegó a dos mil setecientos cincuenta hombres. 37 Este fue el total de los censados entre los clanes de Coat para servir en la Tienda de reunión, según el recuento que hicieron Moisés y Aarón, conforme al mandato del Señor por medio de Moisés.

 

Censo del clan de Guersón

 

38 Se hizo un censo de guersonitas por clanes y por familias patriarcales. 39 El censo incluía a todos los varones de treinta a cincuenta años que eran aptos para servir en la Tienda de reunión. 40 El total de los censados por familias patriarcales llegó a dos mil seiscientos treinta hombres. 41 Este fue el total de los censados entre los clanes de Guersón para servir en la Tienda de reunión, según el recuento que hicieron Moisés y Aarón, conforme al mandato del Señor.

 

Censo del clan de Merari

 

42 Se hizo un censo de los meraritas por clanes y por familias patriarcales. 43 El censo incluía a todos los varones de treinta a cincuenta años que eran aptos para servir en la Tienda de reunión. 44 El total de los censados por clanes llegó a tres mil doscientos hombres. 45 Este fue el total de los censados entre los clanes de Merari, según el recuento que hicieron Moisés y Aarón, conforme al mandato del Señor por medio de Moisés.

 

Conclusión

 

46 Moisés, Aarón y los líderes de Israel hicieron un censo de todos los levitas por clanes y por familias patriarcales. 47 El total de los varones de treinta a cincuenta años, que eran aptos para servir en la Tienda de reunión y transportarla, 48 llegó a ocho mil quinientos ochenta. 49 Conforme al mandato del Señor por medio de Moisés, a cada uno se le asignó lo que tenía que hacer y transportar.

Así fueron censados, según el mandato que Moisés recibió del Señor.

Jesús y Beelzebú

 

20 Luego entró en una casa, y de nuevo se aglomeró tanta gente que ni siquiera podían comer él y sus discípulos. 21 Cuando se enteraron sus parientes, salieron a hacerse cargo de él, porque decían: «Está fuera de sí».

22 Los maestros de la ley que habían llegado de Jerusalén decían: «¡Está poseído por Beelzebú! Expulsa a los demonios por medio del príncipe de los demonios».

23 Entonces Jesús los llamó y les habló en parábolas: «¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás? 24 Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede mantenerse en pie. 25 Y, si una familia está dividida contra sí misma, esa familia no puede mantenerse en pie. 26 Igualmente, si Satanás se levanta contra sí mismo y se divide, no puede mantenerse en pie, sino que ha llegado su fin. 27 Ahora bien, nadie puede entrar en la casa de alguien fuerte y arrebatarle sus bienes a menos que primero lo ate. Solo entonces podrá robar su casa. 28 Les aseguro que todos los pecados y blasfemias se les perdonarán a todos por igual, 29 excepto a quien blasfeme contra el Espíritu Santo. Este no tendrá perdón jamás; es culpable de un pecado eterno».

30 Es que ellos habían dicho: «Tiene un espíritu maligno».

 

La madre y los hermanos de Jesús

 

31 En eso llegaron la madre y los hermanos de Jesús. Se quedaron afuera y enviaron a alguien a llamarlo, 32 pues había mucha gente sentada alrededor de él.

―Mira, tu madre y tus hermanos están afuera y te buscan —le dijeron.

33 ―¿Quiénes son mi madre y mis hermanos? —replicó Jesús.

34 Luego echó una mirada a los que estaban sentados alrededor de él y añadió:

―Aquí tienen a mi madre y a mis hermanos. 35 Cualquiera que hace la voluntad de Dios es mi hermano, mi hermana y mi madre.

Evan Craft - Mi corazón

COMPARTE

Dios guía nuestros pasos hacia la justicia. #VisiónEnAcción


Entradas relacionadas
1 Comentario
Stefany Tabares

Gracias señor por tus muestras de amor, tu palabra dice que tu eres un Dios de orden enséñanos a ser ordenados en cada una de ninuestras dimensiones y obedecer tus mandatos porque el ello encontrás sanidad y bendición. Amén.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.