María Auténtica (Parte 2)

La Enorme Minoría

 

María Auténtica (Parte 2)

 

La María Madre Universal. Entra luego el doctor Llano Escobar a un tema bastante espinoso: la maternidad –para muchos insostenible- de María sobre todos los creyentes.

 

La santísima virgen María, madre de todo buen católico, defensora de la fe en su Hijo Jesucristo a través de la milenaria historia de la iglesia.

 

La María inauténtica. Para redondear su llamativa y novedosa línea de argumentación, Llano no vacila en afirmar:

 

Queda una cuarta maría –así, en minúscula- que desfigura a la verdadera y que ha dado origen a un marianismo que tiende a separar la devoción mariana de la Historia de Salvación, convirtiéndola en un culto autónomo y autosuficiente o, como dice el mariólogo Laurentin, en otra religión.

 

No es asunto de poca monta este decisivo comentario del autor que nos ocupa, a quien debiéramos prestar desprevenida atención:

 

La figura de María se recata en un segundo plano, como a la sombra de Jesús.  El Espíritu Santo es quien le asigna ese puesto discreto en la vida de Cristo y en la vida de la Iglesia.  Los autores del Nuevo Testamento se ocupan en destacar la figura de Jesucristo.  Las primeras comunidades cristianas durante todo el siglo I no le rinden culto a nadie fuera de Jesucristo…

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, páginas 129-130)

Entradas relacionadas
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.