CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

¡Ayuda!

  |   Domingo   |   No comment

Rev. Luis E. Cerón

Mateo 14:22-33
Nueva Versión Internacional (NVI)

En seguida Jesús hizo que los discípulos subieran a la barca y se le adelantaran al otro lado mientras él despedía a la multitud. 23 Después de despedir a la gente, subió a la montaña para orar a solas. Al anochecer, estaba allí él solo, 24 y la barca ya estaba bastante lejos[a] de la tierra, zarandeada por las olas, porque el viento le era contrario.
25 En la madrugada,[b] Jesús se acercó a ellos caminando sobre el lago. 26 Cuando los discípulos lo vieron caminando sobre el agua, quedaron aterrados.
―¡Es un fantasma! —gritaron de miedo.
27 Pero Jesús les dijo en seguida:
―¡Cálmense! Soy yo. No tengan miedo.
28 ―Señor, si eres tú —respondió Pedro—, mándame que vaya a ti sobre el agua.
29 ―Ven —dijo Jesús.
Pedro bajó de la barca y caminó sobre el agua en dirección a Jesús. 30 Pero, al sentir el viento fuerte, tuvo miedo y comenzó a hundirse. Entonces gritó:
―¡Señor, sálvame!
31 En seguida Jesús le tendió la mano y, sujetándolo, lo reprendió:
―¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?
32 Cuando subieron a la barca, se calmó el viento. 33 Y los que estaban en la barca lo adoraron diciendo:
―Verdaderamente tú eres el Hijo de Dios.

Más Prédicas

Más PrédicasDescargar
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.