CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Un llamado a liderar PS Jorge E. Zuluaga

  |   Armenia, Domingos   |   No comment

Ps. Jorge Enrique Zuluaga

Génesis 1:16-31

Nueva Versión Internacional

Dios hizo los dos grandes astros: el astro mayor para gobernar el día, y el menor para gobernar la noche. También hizo las estrellas. Dios colocó en el firmamento los astros para alumbrar la tierra.
Los hizo para gobernar el día y la noche, y para separar la luz de las tinieblas.
Y Dios consideró que esto era bueno. Y vino la noche, y llegó la mañana:
ese fue el cuarto día. Y dijo Dios: «¡Que rebosen de seres vivientes las aguas,
y que vuelen las aves sobre la tierra a lo largo del firmamento!»
Y creó Dios los grandes animales marinos, y todos los seres vivientes
que se mueven y pululan en las aguas y todas las aves, según su especie. Y Dios consideró que esto era bueno, y los bendijo con estas palabras:  «Sean fructíferos y multiplíquense; llenen las aguas de los mares. ¡Que las aves se multipliquen sobre la tierra!»
Y vino la noche, y llegó la mañana: ese fue el quinto día. Y dijo Dios: «¡Que produzca la tierra seres vivientes: animales domésticos, animales salvajes,
y reptiles, según su especie!» Y sucedió así. Dios hizo los animales domésticos,
los animales salvajes, y todos los reptiles, según su especie. Y Dios consideró que esto era bueno, y dijo: «Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza.
Que tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo;
sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles que se arrastran por el suelo».
Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios.
Hombre y mujer los creó, y los bendijo con estas palabras: «Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo».
También les dijo: «Yo les doy de la tierra todas las plantas que producen semilla y todos los árboles que dan fruto con semilla; todo esto les servirá de alimento.
Y doy la hierba verde como alimentos a todas las fieras de la tierra, a todas las aves del cielo y a todos los seres vivientes que se arrastran por la tierra». Y así sucedió. Dios miró todo lo que había hecho, y consideró que era muy bueno.
Y vino la noche, y llegó la mañana: ese fue el sexto día.

Más Prédicas

Más PrédicasDescargar
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.